Ascensión al Lhotse, de Phakding a Namche Bazaar (3)

|

La senda seguida por Javier y Ricardo tras abandonar la aldea de Phakding ha puesto a prueba el estado físico de estos alpinistas, quienes tuvieron que ascender desde una cota situada a 2.610 metros de altitud a la de 3.440 metros en la que se ubica la pequeña -pero importante- localidad de Namche Bazaar, puerta de entrada al Parque Nacional de Sagarmatha.

Ambos respondieron sin dificultad al esfuerzo de la subida, como me informa Javier desde Namche Bazaar, y ahora se preparan para proseguir el camino -en continua cota ascendente- hasta alcanzar el campo base del Everest, a 5.344 metros, adonde deberán llegar perfectamente adaptados a esa altitud.

Vista de Namche Baaar desde la habitación donde descansa el equipo - Foto: Javier Camacho (móvil)
Vista de Namche Baaar desde la habitación donde descansa el equipo – Foto: Javier Camacho (móvil)

La aclimatación progresiva a la altura es de vital importancia para evitar el “mal de montaña”, consistente en la falta de adaptación del organismo a la hipoxia (falta de oxigeno), lo que ha costado la vida a muchos alpinistas en su intento de ascender por encima de los 8.000 metros sin ayuda de oxígeno. En este caso, Javier tiene la intención de llegar a la cumbre del Lhotse (8.516 metros) sin dicha ayuda extra y sin sherpa que le preceda, lo que representa un enorme reto deportivo dada su extrema dificultad.

Es de tener en cuenta que conforme aumenta la altitud la presión atmosférica, y como consecuencia la presión parcial de oxígeno, disminuye con el consiguiente riesgo de hipoxia. Aunque el aire tenga la misma composición que a nivel del mar, se respira menos oxígeno y, así, a los 3.600 metros se reduce hasta un 60 por ciento. Por otro lado, la temperatura desciende a razón de unos 7 grados centígrados por cada 1.000 metros de ascensión. Además, la hipoxia provocada por la altura disminuye la eficacia de los medios fisiológicos de lucha contra el frío.

Y en lo tocante al frío, según los últimos informes que me llegan, el tiempo en el campo base del Everest es actualmente muy malo y el entorno acumula bastante nieve. Aunque todos deseamos que mejore en los próximos días y Javier y su equipo puedan desenvolverse sin mayores problemas que los habituales que allí esperan encontrar.

Por otra parte, y como decía al principio, Namche Bazaar es la puerta de entrada al Parque Nacional de Sagarmatha (“madre del universo” en sánscrito), el cual fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979. Con una superficie que ronda los 1.200 kilómetros cuadrados, contiene parte del Himalaya y la mitad sur del monte Everest y atesora majestuosos bosques de pinos azules y rododendros, además de glaciares y profundos valles. Y por encontrarse por encima de los 3.000 metros, se le considera el parque nacional más alto del mundo.

Francisco Martínez Romón

Parque Nacional de Sagarmatha
Parque Nacional de Sagarmatha
Facebook
Google+
Twitter