EL XXIV CONGRESO BAJÓ EL TELÓN (y III), por Francisco Martínez

|

El congreso entraba en su recta final -la tercera jornada- y los dos ponentes que quedaban por intervenir daban los últimos repasos a sus guiones mientras el público asistente iba ocupando la sala. Había grupos intercambiando opiniones sobre fotógrafos y fotografía, se habían conocido en este cónclave y estaban encantados en poder compartirlo. Pura esencia de lo que conllevan estas citas: disfrutar de lo que acontece a cada instante, relacionarse y hacer amigos… Y la fiesta prosiguió su trayectoria inicial, sin variar el rumbo.

Jorge.0cEl primero en intervenir fue el mexicano Jorge Silva para hablar del proyecto Chiapas Legado Verde, en el que ha volcado -junto a sus amigos Sergio Pedrera, con quien acudió al congreso, y Luis F. Rivera- toda su ilusión y fe en dar a conocer y fomentar la conservación del patrimonio natural de este enclave del sureste de México, fronterizo con Guatemala.

Previo a su intervención, Jorge Silva quiso subrayar que se sentía «muy emocionado y honrado de encontrarse en este maravilloso foro» al que había sido invitado, dándole la oportunidad de compartir con los amigos españoles el proyecto de documentación fotográfica que están llevando a cabo en el estado mexicano de Chiapas.

A continuación, Jorge Silva transmitió a la audiencia el alma del proyecto, cuya finalidad no es otra que la de fotografiar la totalidad de áreas naturales existentes en el estado -cerca de un centenar- para, posteriormente, elaborar un documento que se convierta en el testimonio gráfico de lo que Chiapas es hoy y mañana podría dejar de serlo de no aplicarse las políticas medioambientales y de economía sustentable necesarias.

Jorge.1cPorque «si no existe una memoria de lo que es o de lo que fue, es como si nunca hubiera existido», puntualizó Jorge Silva para después añadir: «Chiapas Legado Verde está dedicado especialmente a dar a conocer y entender, admirar y amar el valor de la vida silvestre».

Y con la sentencia acuñada por el líder conservacionista africano Baba Dioum, que sostiene: «Conservaremos sólo aquello que amemos, amaremos sólo aquello que entendamos, entenderemos sólo lo que se nos enseñe», resumió Jorge Silva la ideología del proyecto Chiapas Legado Verde.

Un descanso entre ponentes sirvió para comentar lo anterior y hablar sobre lo próximo en llegar: el fotógrafo que surgió del frío. Los gélidos territorios antárticos adonde se viajaría en los siguientes minutos para visitar los impresionantes paisajes helados en los que habita una buena parte de la fauna más indómita de nuestro planeta.

Liodden.0cEl fotógrafo noruego Ole J. Liodden fue el encargado de presentar la última ponencia de este congreso -realmente dos en una sola sesión- bajo el título «Svalvard Exposed – Penguin World» y que sirvió de argumento, la primera parte, para dar a conocer un universo -a veces en apariencia irreal por su dureza- en el que el Ártico y su fauna están sufriendo las consecuencias del calentamiento global.

Si la vida animal era ya de por sí dura en estas latitudes -en una lucha continua por sobrevivir-, a raíz de que empezara a producirse el rápido y continuo deshielo actual se ha endurecido el día a día y la supervivencia para ciertas especies -como el oso polar- han comenzado a verse seriamente amenazadas, como así lo hizo ver Ole J. Liodden a través de sus imágenes -sobrecogedoras a la vez que oportunas-, las cuales utiliza como mecanismo para recabar una mayor atención por los problemas ambientales que afectan al Ártico y sus ecosistemas marinos; labor en la que viene empleándose a fondo con proyectos como Polar Bears vs. Humans, entre otros.


Desde el Ártico, Ole J. Liodden se trasladó hasta el hemisferio sur para hablar de los pingüinos, en un brillante recorrido fotográfico por la isla de Georgia del Sur, islas Malvinas (Falkland) y Nueva Zelanda, en la que pudieron verse las distintas variedades y hábitats de estas simpáticas aves.

Asimismo, se refirió a la web PenguinWorld (www.penguinworld.com) que este fotógrafo creó recientemente, en la que es posible obtener amplia información de cualquiera de las especies de pingüinos existentes e imágenes de estos.

King Penguins

King Penguin (Aptenodytes patagonicus) on South -Georgia

Y con tan atrayente intervención se dio por clausurado el congreso a la espera de su próxima cita en 2017, cuando AEFONA cumplirá un cuarto de siglo desde su creación. Hasta entonces, el telón permanecerá bajado mientras se trabaja en la siguiente edición, que se supone extraordinaria dada la efeméride a recordar.

Añadir -antes del cierre de esta crónica- que durante el congreso pudieron visitarse sendas exposiciones fotográficas; una de ellas instalada en el salón principal del hotel Antequera, firmada por Xavier Hita y titulada “Naturaleza ibérica: cuatro estaciones de vida”, y la otra en la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento, presentada por AEFONA, con imágenes relacionadas con el proyecto donostiarra de conservación “Jaizkibel-Amaharri”.

El Torcal de Antequera - Foto: Eduardo Blanco
El Torcal de Antequera – Foto: Eduardo Blanco

por Francisco Martínez

Facebook
Google+
Twitter