Consideraciones mínimas y básicas en las tomas marinas, por Luis J. Vigil-Escalera

|

 Buscando la diferencia

Normalmente también debemos plantearnos si deseamos sacar una foto que muestre un lugar sin más pretensiones, o una foto que marque una diferencia y nos haga deleitarnos con unas formas o unos colores, o unas sensaciones.
 
Para las fotos de lugar suele ir bien las tomas más altas pues nos permiten ver y disfrutar de paisajes más amplios, y nos dan una idea de grandes espacios



Foto tomada con el filtro gold and blue de Singh-ray

 

Para las tomas en lo que nos importa es destacar algo concreto, que nos deleite con la forma, o con el movimiento de las aguas, son más aconsejables las tomas más cercanas, y cuanto más bajas mejor.

Desde luego que también debemos dejar volar nuestra imaginación, y una foto puede, y casi me atrevo a decir debe ser la combinación de todos los tipos anteriormente mencionados:


Juega con el balance de blancos de tu cámara, tanto en la toma, como en el posterior revelado, te hará ver como se pueden resaltar unos tonos y controlar otros, pero en las fotos de paisajes marinos ten presente una cosa, la calidad va a venir marcada por el color y la luminosidad de las espumas, han de ser blancas y vibrantes.

Recuerda también, que a tus espaldas también puede haber buenas tomas, no las desaproveches.

 

 

Luis J. Vigil-escalera Quintanal

Facebook
Google+
Twitter