Una sentencia que sienta jurisprudencia: un espacio protegido por albergar una singularidad botánica en la Red Natura 2000 fue destruido por la construcción de una autopista.

El Gobierno holandés decidió en 2011 modificar el trazado de la A2, una vía muy transitada, entre Den Bosch y Eindhoven. Se encontró con un problema: el proyecto afectaba a un lugar Natura 2000, una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad. El espacio fue destruido pero crearon prados similares en compensación.


El Tribunal de Justicia de la UE dictaminó este jueves que no actuó correctamente.Su fallo sienta jurisprudencia en toda Europa y refuerza la directiva Hábitats al aclarar que no se puede construir en un lugar Natura 2000 si con ello resulta afectado un hábitat protegido, incluso si se toman medidas compensatorias.


El Tribunal de Luxemburgo falló contra el desdoblamiento de la carretera madrileña M-501 en 2011, al considerar que había vulnerado la directiva Hábitats por afectar a tres espacios protegidos. La Comunidad de Madrid había declarado el proyecto “de interés general”.


“Sustituir un hábitat destruido creándolo en otro lugar es extremadamente complicado, e implica un alto riesgo de pérdida neta de biodiversidad. Es precisamente por eso por lo que la directiva Hábitats limita el uso de las medidas compensatorias a casos muy excepcionales”, señaló Wouter Langhout, portavoz de BirdLife Europa, tras conocer el fallo.

Fuente: elpais.es