Crónica del congreso de la IFWP en La Alberca (I)

|

Les presentamos la crónica de uno de los eventos de fotografía de naturaleza más importantes del año a nivel europeo. Se trata del congreso que cada año organiza la Federación Internacional de Fotógrafos de Naturaleza (IFWP) y que este año ha tenido como sede La Alberca, en Salamanca. Hasta esta localidad se han desplazado 71 fotógrafos de 13 nacionalidades para conocer, a través de las visitas y actividades programadas, la naturaleza del oeste ibérico y tener la oportunidad de fotografiar la fauna y los paisajes de estos ecosistemas.

IMG_4538

La presente edición ha estado marcada por una asistencia notablemente superior a la de otras ediciones. De hecho, se ha batido el récord de asistencia a un evento al que suelen asistir unos pocos fotógrafos de las asociaciones que forman parte de la Federación. Un programa atractivo y unos valores naturales tan interesantes como los de esta zona han sido el principal gancho para que los fotógrafos hayan decidido participar en este congreso, que esperemos pueda servir en algunos aspectos como modelo para próximas ediciones. ¿Te gustaría saber qué ocurrió? ¿dónde fotografiamos? ¿qué hicieron los asistentes? pues no te pierdas el resto del artículo.

El congreso de la IFWP

Cada año, uno de los países que forman parte de la Federación Internacional de Fotógrafos de Naturaleza se encarga de organizar este congreso. En esta ocasión ha sido nuestra asociación nacional (AEFONA) la encargada de organizar este evento. La incorporación de AEFONA a la Federación ha sido reciente, pero eso no ha sido excusa para no tratar de esforzarse al máximo para organizar un congreso de primer nivel y que el resto de asociaciones se lleven una gran impresión, tanto de los valores naturales de nuestro país como de la capacidad organizativa de la asociación.

IMG_4117Este congreso nació como una evolución de las reuniones que anualmente realizaban los delegados de las asociaciones de la Federación. Cada año se reunían en un país distinto y las oportunidades fotográficas del país a visitar era un atractivo para algunos miembros de las asociaciones, que decidían acompañar al delegado. Mientras éste mantenía reuniones con el resto de delegados, los acompañantes fotografiaban en la zona. De este modo, cada vez más eran los acompañantes que venían hasta que finalmente se optó por establecer una tarifa y un modelo de organización para que se convirtiera en un congreso enfocado a conocer y fotografiar una región distinta de Europa cada año, y que estuviera abierto a todos los miembros de las asociaciones que engloba la Federación.

¿Dónde hacemos el congreso?

Para la presente edición del congreso AEFONA tenía el reto de dar un empujón a este encuentro tras la baja participación del año anterior en Francia. Desconocemos el motivo de esta baja participación pero sin duda el congreso de este año debiera revertir esta situación y AEFONA tenía la obligación de poner toda la carne en el asador para ello.

Desde un primer momento se tuvo claro que se quería ofrecer una buena impresión al resto de asociaciones europeas y que, al mismo tiempo, la experiencia resultara inolvidable para todos los asistentes nacionales. Se programó un variado repertorio de actividades de tal modo que se pudiera fotografiar buitres desde hide, cigüeñas en nido, cascadas, gran paisaje, un bosque húmedo, dehesas, macro, amaneceres y atardeceres, naturaleza nocturna… pocas regiones de la península tienen el potencial de ofrecer todas estas actividades, y además contar con la infraestructura: un alojamiento de calidad que encajara en el presupuesto era un requisito indispensable

La localidad de La Alberca resultó ser el enclave perfecto desde el que todas las localizaciones se encontraban a una menor distancia. En este sentido, el apoyo del ayuntamiento, que nos cedió el uso de sus salas de exposiciones y el teatro; y la excelente relación calidad precio del Hotel Abadía de los Templarios **** sup, completaron la lista de requisitos para que el congreso se celebrara en esta pintoresca villa.

Preparados, listos ¡ya!

El congreso oficialmente comenzó el miércoles 22 de Abril, pero desde varios días antes algunos miembros de la organización ya estuvieron trabajando en la zona para tener las localizaciones bien trabajadas para llevar a los asistentes. Se localizaron praderas con orquídeas y una rica variedad de flores que cautivara a los aficionados al macro, nos topamos con un dormidero de cabra montesa para que los fotógrafos de fauna tuvieran la oportunidad de fotografiarla a una distancia cercana, una gran colonia de cigüeña, se estudió la ubicación y disponibilidad de los hides de buitre en la reserva de Campanarios de Azaba… en definitiva, además del trabajo de organización, que ya llevaba meses desarrollándose, los últimos días antes de que llegaran los asistentes fueron muy movidos.

IMG_20322

Contábamos con un excelente equipo de organización formado por Pablo Bou, José B. Ruiz, Adelina Sánchez, Heminia Muñoz, Jennifer de Castro y Pablo Sánchez. Entre todos teníamos la misión de acompañar a los participantes durante las visitas, atender el stand, dar ponencias y cursos, coordinar y asesorar a los asistentes… pero sobretodo, teníamos claro que queríamos disfrutar de la experiencia.

Como hemos dicho, el congreso contaba con un amplio programa. Habíamos preparado un repertorio de actividades de tal modo que todos los asistentes pudieran, entre otras actividades, fotografiar buitres desde hide en la reserva de Campanarios de Azaba. Esta actividad incluía una visita por las instalaciones y territorios que gestiona la Fundación Naturaleza y Hombre, con los que AEFONA tenemos un convenio de colaboración, en el oeste salmantino cerca de la frontera con Portugal.

2015-04-21-19.03.242

Otra de las actividades programadas la llamamos “Playground” lo que traducido al castellano sería “Patio de recreo”. En esta actividad, José B. Ruiz se encargaría de llevar a los participantes a fotografiar una colonia de cigüeña, los llevaría a fotografiar las cascadas del Arroyo Milano, tendrían la oportunidad de capturar la grandiosidad del meandro del Alagón y pasarían un buen rato en una praderas repletas de flores. Otra actividad, la visita al valle de las Batuecas tenía como objetivo recorrer el sendero que nos llevaría a través del hermoso paisaje boscoso, declarado Reserva de la Biosfera, hasta las pinturas rupestres de 6.000 años de antigüedad y una zona del río que por sus características estaba destinada a cautivar a los que realizaran esta actividad.

Además de estas tres actividades que se realizaban de manera simultánea por diferentes grupos, la dehesa tenía un papel protagonista entre varias actividades: habíamos localizado una dehesa de encinas centenarias en el cercano pueblo de Tamames (algunas con hasta 500 años de antigüedad, según fuentes del propio Ayuntamiento). En esta dehesa, y dada la facilidad de acceso y tránsito, se habían programado las sesiones de amanecer y de atardecer, además de dos de los puntos más fuertes del programa: el taller de fotografía de nocturna con José B. Ruiz y un vuelo en globo cautivo para poder fotografiar la dehesa desde el aire.

Los asistentes también tenían a su disposición la visita a dos exposiciones de fotografía de naturaleza ubicadas en el Punto de Información Turística de La Alberca. La primera de ellas es una exposición conocida por muchos socios y que este congreso resultaba ser el marco ideal en el que mostrarla: una muestra temática sobre la reserva de Campanarios de Azaba compuesta por imágenes tomadas por varios miembros de AEFONA realizadas a lo largo del año pasado. En esta muestra se pudieron observar las especies y paisajes más emblemáticos de esta reserva, además de poder servir para que los asistentes pudieran calentar motores y buscar la inspiración antes de visitar el lugar. La segunda exposición recogía una selección de las 34 imágenes finalistas del concurso que cada año celebra la Federación con motivo del congreso. Esta exposición, de una calidad excepcional, mostraba una selección imágenes de naturaleza enviadas por los centenares de miembros que forman parte de las 14 asociaciones de fotógrafos de naturaleza de la Federación.

Aunque la fotografía y las sesiones en el campo son la piedra angular de este congreso, los asistentes pudieron asistir a una serie de ponencias y presentaciones el día de llegada y durante la tarde del sábado. Visitas, exposiciones, regalos, cursos, ponencias, sorteos… todo estaba listo para que los asistentes llegaran y disfrutaran de una experiencia de fotografía de naturaleza inolvidable.

 

Continuará…

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter

1 comentario en “Crónica del congreso de la IFWP en La Alberca (I)”

  1. Cada uno en su papel bien currado, no sabria decir quien ha estado mejor: Pablo Sanchez, Jose Benito, Adelina, Herminia, Jennifer o Pablo nuestro Presi. Todos a cual mejor!!!. Detras de una gran asociación como es AEFONA seguro que hay un gran EQUIPO. Enhorabuena amig@s …. y hasta el siguiente congreso!

Los comentarios están cerrados.