La población de buitres de Asturias está hambrienta

|

Desde AEFONA nos hacemos eco de la noticia que está circulando FAPAS (Fundación para la Protección de Animales Salvajes). Afecta a una especie de especial interés para nuestro colectivo y tiene una componente de conservación muy acusada.

BUITRES-2La población de buitres de Asturias, busca comida desesperadamente.
Nunca había sucedido hasta ahora. Es con seguridad, la primera vez que el hombre le retira la fuente de alimentación a los buitres en los últimos 14.000 años.

Asturias posee tres áreas donde su ubican colonias de buitres, una especie que estuvo a punto de desaparecer en los años 80 cuando apenas una docena de nidos pudieron ser localizados en los Picos de Europa. Ahora, hay una colonia estable también en la zona central de Asturias y algunas parejas reproductoras en el Parque Natural de Somiedo.

Sin problemas para sobrevivir en su medio natural, los buitres poseen una baja tasa de natalidad, crían un solo pollo al año. Sin embargo poseen una gran longevidad, pues pueden vivir hasta sesenta años.
La función de los buitres en la naturaleza está vinculada con la sanidad. Se encargan de eliminar de manera rápida y eficaz los cadáveres de los animales que mueren en la naturaleza.
Hace 14.000 años, el hombre comenzó a favorecer la ganadería doméstica en detrimento de la fauna salvaje. En los últimos milenios, en grandes superficies de terreno como Asturias, gran parte de la fauna salvaje, excepto en zonas de alta montaña, ha sido sustituida por ganado doméstico, de cuyos cadáveres se han alimentado las poblaciones de buitres.

Solo en la actualidad, los buitres tienen verdaderos problemas para encontrar alimento en la naturaleza. Los cadáveres son retirados por la Administración asturiana y hay épocas del año en donde los buitres pasan verdadera hambre con graves consecuencias para su supervivencia, puesto que la reproducción de esta especie se inicia en invierno y los pollos nacidos en épocas frías, pueden morir con facilidad si no son bien alimentados por los padres.
El FAPAS, ha solicitado a la Administración asturiana en tres ocasiones que se permita aplicar en la región el Reglamento de la Unión Europea que permite dejar animales muertos en las montañas donde viven especies salvajes que como los buitres se alimentan de ellos. No ha habido respuesta.

BUITRES-3La negativa es continua y los cadáveres de miles de animales son transportados en camiones para las instalaciones de Proygrasa en Gijón. Sin esos cadáveres la población de buitres se encuentra amenazada, pues a la población reproductora que cría en la cornisa cantábrica, hay que añadir varios cientos de ejemplares que se desplazan desde otras áreas de nidificación, especialmente Pirineos también en busca de comida. La vieja trashumancia, hoy prácticamente desaparecida en la cordillera Cantábrica, era una de las principales fuentes de alimentación de las aves carroñeras.

No hay ninguna razón técnica para dejar a los buitres sin alimento. El Gobierno de Asturias, a través de su Consejería de Medio Rural, mantiene una actitud obstinada de destruir parte del patrimonio biológico que da a Asturias esa imagen de “Paraiso Natural”.

Actualmente, Asturias se ha incorporado a los territorios que desde sectores ganaderos plantean que la presencia de los buitres es ya un conflicto para el ganado. El hambre, condiciona comportamientos inusuales en estas aves que impacientes ante los partos de ganado en el monte, generan un tumulto por hacerse con la poca comida disponible tras el parto de un animal doméstico, la placenta, con sucesos de muerte del ganado recién nacido.

Asturias también es una de las pocas Comunidades Autónomas que no ha dispuesto ninguna normativa para paliar esta situación. Más al contrario, el Gobierno Regional parece haber tomado la decisión de eliminar la fauna salvaje, directamente, ordenando la muerte de especies como lobos, jabalís o ciervos o dejándolos que se mueran de hambre anulando intencionadamente la reproducción como es el caso de los buitres.

1 comentario en “La población de buitres de Asturias está hambrienta”

  1. Un pequeño detalle…he leído: » Los cadáveres son retirados por la Administración asturiana «, es absolutamente inexacto, los cadáveres los retira obligatoriamente y en exclusiva, una única empresa Proygrasa perteneciente a Cogersa y ella es la que emite los certificados obligatorias que han de registrarse en lo libros de las explotaciones que reflejan la trazabilidad. Pero los costes no van a cargo de la administración Asturiana…van a cargo del ganadero que está obligado a utilizar los servicios de esta empresa. Existe la posibilidad de contratar un seguro de gastos de retirada de cadáveres, la prima está subvencionada por ENESA (La Entidad Estatal de Seguros Agrarios) aproximadamente en un 17% y el Principado aporta un 5.2% , el resto…tiene que salir de la cuenta de resultados de las empresas ganaderas

Los comentarios están cerrados.