XXV Congreso AEFONA “Conservación y Creatividad, herramientas para el futuro” (I)

|

El XXV congreso de AEFONA podría calificarse como el congreso de la CONSERVACIÓN. Gran parte de las charlas, incluyendo una interesante mesa redonda, sobre la que hablaré en más detalle más adelante, trataron sobre este tema. Está claro que este ha sido un asunto, que de forma más velada o menos, siempre ha preocupado a la asociación, no obstante no deja de ser el escenario en el que se desarrolla nuestra actividad. Pero, probablemente, ningún otro año el congreso haya tenido un carácter tan marcadamente conservacionista como este 2.017.

Otro punto fuerte del congreso y, sobre el que también se trató de forma extensa, fue el de la creatividad. El hecho de no estancarnos, de tener la capacidad de mirar la naturaleza con otros ojos, o incluso la posibilidad de ir más allá en el uso de nuestras herramientas y buscar otra vuelta de tuerca para dotar a nuestras fotos de ese algo “diferenciador” que las identifique frente al resto en un mundo tan saturado de imágenes (y, por desgracia, tan homogeneizado), fue una cuestión también recurrente en varias de las charlas.

Pero bueno… no me alargo más en descripciones vagas y paso a detallar los diferentes actos y ponencias llevados a cabo en el congreso.

Como es habitual, el congreso comenzó con la obligatoria formalidad de presentar las cuentas ante la Asamblea de Socios. Tras la aceptación por unanimidad de las mismas, se pasó a la presentación de la nueva junta para el año 2.018, presidida un año más por Pablo Bou, que del mismo modo, fue aprobada de forma unánime.

El fin de la Asamblea de Socios dio paso a la presentación oficial del congreso, con la presencia de las autoridades del Ayuntamiento de Calamocha, las cuales agradecieron el hecho de que la Asociación eligiese esta ciudad turolense para celebrar el evento.

 

Tras estos primeros actos más protocolarios, la primera charla puramente fotográfica corrió a cargo de José B. Ruiz, fotógrafo sobradamente conocido por todos y antiguo Presidente de AEFONA. En ella nos mostró un compendio de su trabajo más reciente. Una presentación, como todas las suyas, amena y divertida, en la que pudimos ver imágenes que la mayoría solo soñamos con hacer. Paisajes, fauna… todo con su sello personal, una cuidada y elegante composición, al margen de un trabajo técnico excelente.

 

Llegó después el turno de Rolando Gil. Este polifacético autor afincado en Madrid, nos enseñó su trabajo “Abya Yala, en busca de El Dorado”, una presentación a caballo entre la fotografía de viajes y la de naturaleza. Unas imágenes, sobrias a la vez que elegantes, que nos transportaron irremediablemente a los exuberantes entornos de Suramérica en los que fueron tomadas. Durante un instante fue como sumergirse en una aventura de otro tiempo.

Con la ponencia de Rolando, acabó el primer turno de actos del congreso. Una pausa larga para poder poner en común lo sucedido y, vuelta a la actividad con los eventos del viernes tarde.

 

Ésta comenzó con una breve charla de la Asociación Aragonesa de Fotógrafos de Naturaleza (ASAFONA), en la que nos presentaron el maravilloso trabajo de sus miembros y comentaron las diferentes actividades que el colectivo realiza para sus miembros a lo largo del año.

 

A continuación Víctor Tabernero llegó desde Madrid para hablarnos de conservación. Para quienes no conozcan su trabajo, Tabernero lleva años recorriendo la tierra -y los mares- llevando a cabo diferentes proyectos, que a su vez alimentan un proyecto mayor, concienciar y educar a través de sus imágenes de la necesidad de conservar nuestro patrimonio natural. Según sus propias palabras: “Sin naturaleza, nuestro significado como fotógrafos queda reducido a la nulidad”. De todos estos proyectos nos habló en su presentación.

 

Manteniendo el tono conservacionista de la intervención de Víctor, se dio paso a Javier Puertas para hablarnos de EUROPARC, organización en la que participan las administraciones públicas con competencias en materia de conservación de la naturaleza y los espacios protegidos. Es un foro profesional en el que participan activamente técnicos, gestores y responsables de los espacios protegidos y poder elaborar propuestas para mejorarlos.

Tras la intervención de Javier, otro pequeño descanso en el que poner en común la información recibida y, oxigenarse un poco de cara a lo que todavía quedaba, que no era poco.

 

Y para comenzar el tramo final de este viernes, uno de los platos fuertes del congreso. La aparición del jovencísimo (y decirlo así casi le pone años) fotógrafo local, Carlos Pérez Naval. Probablemente, una de las presentaciones que más envidia y admiración despertó. Carlos comenzó su charla con imágenes tomadas en su entorno más próximo para después y abriendo horizontes y enseñarnos imágenes tomadas en diferentes viajes. Al acabar, una pregunta generalizada era “¿y qué le queda por hacer a este niño?” Pero al observar su mirada despierta te das cuenta de que le queda mucho, porque el mérito de sus fotografías no está en lo que encuentra frente a su visor, sino a lo que esto le despierta por dentro.

 

Finalizando las ponencias del viernes (que como podéis ver estuvo cargadito) uno de nuestros ponentes internacionales, Bruno d’Amicis. Que vino a presentarnos 2 proyectos, uno ya acabado y otro todavía en elaboración. El primero, sobre sus viajes al Sahara en busca del fénec y todas las peripecias vividas hasta la obtención de las imágenes que deseaba. El segundo, sobre las dificultades de obtener imágenes de lobo en libertad en centro Europa. Los dos proyectos, fueron acompañados, además, con un discurso en el que se subrayaba la importancia de conservar a dichas especies y los entornos en que habitan.

Y, aunque parezca mentira, el viernes aún no había acabado. Como agradecimiento a AEFONA por llevar hasta Calamocha nuestro congreso, el Ayuntamiento tuvo el generosísimo detalle de ofrecer una cata de jamón de la zona, con lo que se promovió un evento en el que a la vez que se degustaba el jamón, se presentaban las dos exposiciones que acompañaban al congreso: “Momentos efímeros” a cargo de los miembros de AEFONA y “Pictio: en compañía de la pintura” a cargo de los miembros del colectivo Portfolio Natural.

Facebook
Google+
Twitter